La terapia en edad avanzada está diseñada para acompañar a las personas en los cambios de este momento vital. Como en cualquier periodo de la vida, en la tercera edad también se pueden experimentar sentimientos de crisis y la necesidad de apoyo profesional. En esta etapa, existen diversas situaciones que pueden generar desequilibrio, como la jubilación, la pérdida natural de los seres queridos o verse en una situación de dependencia por razones de salud. Contar con un apoyo que facilite la integración y la aceptación de los cambios, puede resultar interesante y beneficioso.

La terapia para personas mayores promueve el sentido de la vida, la capacidad de sorprenderse, la aceptación del momento presente y el desarrollo de la confianza y la serenidad.